Sobre la explosión del indie gaming

06Feb13

En los últimos años, los juegos indie han ido haciéndose más y más populares. Desarrollados por estudios pequeños (incluso unipersonales), juegos como Braid, Minecraft, Super Meat Boy o VVVVVV han recibido muy buena crítica y muy buenas perras, todo sea dicho. Plataformas como Steam o Desura o las respectivas tiendas virtuales de las consolas han facilitado que cualquiera pueda publicar su juego y probar suerte, con lo que cada día tenemos cien juegos indie nuevos.

Sin embargo, la definición de la palabra de marras se ha vuelto ambigua, como pasó con la música o el cine: lo que en un principio venía a significar «desarrollado, editado, escrito y producido por el amor de un pequeño grupo de personas sin lazos con las grandes corporaciones y escaso ánimo de lucro» se ha convertido en un nuevo género, del que salen cientos de productos clónicos que se amparan bajo la etiqueta ya que esta, paradójica y risiblemente, vende más.

Hoy en día, cuando pensamos en juego indie, lo más posible es que nos vengan a la cabeza:

1. Clon de Minecraft.
2. Plataformas sidescroll retro.
3. Aventura rara no muy jugable, hecha con pixel art, cuya historia dice ser un reflejo de la psique humana.

Obviamente, las grandes empresas no son tontas (no serían grandes si no), así que ponen la plata donde ven posibilidad de sacar oro. ¿Triunfaron SuperMeatBoy (buen juego y con fama merecida)  y VVVVVV y Braid? Pues ale, a comprar franquicias. Shank y Bastion son dos buenos ejemplos, desarrollados por estudios «independientes» pero distribuidos por EA y Warner Bros., respectivamente.

cosas de la vida

Mi visión al respecto es que hasta hace tres o cuatro años, el mundo de los videojuegos estaba estancadísimo (más que ahora, si cabe): si nos fijamos, todavía hoy, entre los juegos más vendidos y con mejores críticas para cualquiera de las plataformas, la mayoría de las veces son:

· Shooters generiquísimos. La obsesión por la Segunda Guerra Mundial de la generación pasada ha evolucionado a la guerra de rifles con miras holográficas y misiles teledirigidos. Juego en su mayor parte online, no sin dejar de vender mapas y armas, porque con el juego en que te has podido gastar fácilmente tus 50 euros, sólo te vienen cuatro.

· Secuelas de franquicias muy establecidas. Para colmo, usualmente son malas secuelas; Hitman, Ninja Gaiden por poner ejemplos. Si vende, haz más, lo de siempre. Por cierto, van a hacer Jurassic Park 4.

· Alguna franquicia nueva que, al margen de su calidad, ha tenido tanta publicidad que la ha petado. Dead Space, Bioshock, Mass Effect (sé que tienen años, pero siguen siendo de esta generación). En este sentido no nos podemos quejar mucho porque han salido franquicias de gran calidad, como las mencionadas. Sin embargo, que en la misma generación haya tal número de secuelas nos deja ver que el vil metal sigue siendo el principal interés. Por ejemplo, ahora mismo hay CINCO Assassin’s Creed. El mismo número que juegos de Hitman, una saga con siete años más.

Este estancamiento ha dado lugar a que mucha gente esté harta de ver lo mismo, y haya surgido el deseo (y con ello, el mercado) de otro tipo de juegos. Este nuevo mercado se ha sincronizado con el auge de los servicios de distribución digitales y las posibilidades para desarrolladores independientes que conllevan, y voilà. Ya tienes oferta y demanda. Y lo mejor es que, en el sentido más utópico, esto hace a la industria eternamente innovadora. En el momento en que la gente se canse de un tipo de juego que esté vendiendo millones, se moverán hacia un género alternativo. Es posible entonces que en los próximos años veamos ya no sólo el resurgir de géneros enterrados, sino el nacimiento de géneros totalmente nuevos.

Sin embargo, en un aspecto meramente ético, nos encontramos ante el mismo dilema ante el que se encuentran tantos chicos de quince años cuando se burlan de ellos porque Green Day no es punk porque son unos vendidos. ¿Siguen siendo indie los juegos que ha comprado una distribuidora multinacional, lo cual asegura el estado financiero de los desarrolladores? ¿O pasan entonces a ser comerciales (léase con cara de asco)?

¿Vosotros qué creéis?

EDITADO: Esto tenía que haber ido en el resumen semanal del domingo pasado, pero como lo estoy dejando para el domingo que viene y va acorde con la noticia, hay un nuevo Royale Indie Bundle. Todavía tenéis 3 días para comprarlo. ¡Lo siento por avisar tan tarde!

Anuncios


3 Responses to “Sobre la explosión del indie gaming”

  1. 1 André

    Antes que nada, mi querido Òscar, quería decirte que me encantan estos artículos relacionados con el mundillo de los videojuegos y te animo a que escribas muchos más.¡¡ Muy muy buen trabajo !!

    Yo estoy metido hace un tiempito no muy largo (tan solo unos 3 años si mal no calculo) en el mundo de los Juegos Indies, con títulos propios me refiero además de ser consumidor, y más o menos comprendo como funcionan los movimientos y tejemanejes de lo que es ahora toda la industria (Muy lucrativa como señalaste)

    Por eso he formado una opinión la cual podría decir que está “fundamentada”:

    Cuando un juego tiene una empresa que esta detrás, dando su apoyo económico y por lo tanto velando por la distribución, marketing y beneficios del mismo, este ya NO es Indie.

    Los juegos los hacen personas, tanto en una empresa de las llamadas AAA como en una empresa Indie. De hecho si lo pensamos, los primeros juegos (Maniac Mansion para dar un ejemplo) Podría llegar incluso a decirse que se trataba de grupos muy similares a lo que hoy conocemos como Indies. Pero justamente la palabra Independiente se ajusta al hecho de que el grupo no depende de nadie más que de sí mismo y de los consumidores/Jugadores, no rinde cuentas a nadie por encima de él mismo digamos…

    Es muy fácil: Si hay apoyo de una empresa entonces es un juego NO indie, quizás muy original, pero un juego que no merece tal etiqueta.

    Saludos!!

  2. 2 Robezno

    Hubo mucha polémica con esos bundles “indies” de steam, lo cual denota que la gente no es tonta, y mas que por postureo anticomercial creo que en esta generación de gamers se empieza a gestar un poco la idea de lo dificil que es hacer un juego innovador, motivo de ello que el crowdfunding la este petando tanto, por que hay muy buenas ideas pero la industria es muy puta.

    Me extraña que no hayas mencionado nada de steam greenlight como herramienta de distribución (y también de lucro para valve)

    por dar mi opinión de como esta el mercado, he de decir que hay demasiadas franquicias que la cagan por confiarse y precipitarse, (véase assassins creed 3 que es un amasijo de bugs y patriotismo americano, o dead space 3 que tiene de survival horror lo que yo te diga) o por sacar el fps belico de cada año, para sacar pasta como dices por DLCs insultantes.

    En resumidas cuentas, para el futuro de la industria in indie we trust

    • 3 Òscar

      No he hablado de Greenlight porque tengo pensado hacer una entrada entera al respecto cuando llegue el momento 🙂

      Y sí, opino más o menos lo mismo, que serán los juegos indie que vendan los que, sobre todo, marquen tendencia para los demás.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: